BLOG

El coche para Arqueólogos

08 Ago 2014, Posted by Adrián Carretón in Arqueología

Después de mi entrada en el blog presentándome (por cierto soy otra vez Francisco Ramos) muchos de mis conocidos, e incluso algún compañero de trabajo se empezó a preguntar

– ¿Qué carajo hace este fulano durante todo el día? –

Es por ello que me veo casi obligado a explicar un poco mejor en que consiste mi trabajo dentro de mi empresa.

 

Pero… ¿a qué se dedica el Project Manager de Patrimonio Inteligente?

En tiempos de crisis, la imaginación es más importante que el conocimiento
Atribuida a Albert Einstein

Como ya dije soy el encargado de proyectos de la empresa, aunque la verdad no se ajusta muy bien a lo que hago en mi día a día. Mi cometido tiene mucho que ver con ser un prospector, en pensar la estrategia a largo plazo y cómo Patrimonio Inteligente tiene que estar preparado para ello, para los nuevos retos que se la avecinan. Una de las labores a las que dedico parte de mi tiempo diario es al desarrollo conceptual de nuevos modelos de negocio. Sé que es una descripción un poco farragosa, así que la voy a ilustrar con un ejemplo ficticio.

El camión de bomberos

 Es fin de semana. Estoy con mi mujer paseando por el centro de Murcia y de repente escuchamos unas sirenas y vemos pasar un coche de bomberos a toda velocidad. Me quedo mirando ese camión. Está preparado para cualquier eventualidad que pueda surgir en las emergencia: incendios, accidentes, personas atrapadas, rescates, etc… y pienso.

–  Menos mal que llevan material y vehículos adaptados para su trabajo –

Sigo caminando comentando el paso del camión y elucubrando a que emergencia se dirigirían. Quizás es un incendio en uno de los edificios más altos de la ciudad. Quizás es el rescate de un gatito de una viejecita que no quiere bajar de un árbol. Y sigo pensando.

Ojala los arqueólogos pudiéramos tener un vehículo adaptado a nuestras necesidades. ¡Lo que nos facilitaría el trabajo! –

Total, que al lunes siguiente llego a la oficina con el títere en la cabeza y antes de redactar el informe que me toca hacer ese lunes hago un par de búsquedas en nuestro amigo Google.

coches para arqueólogos

car for archaeologists

Y unas variables más cruzadas. Pero no consigo ningún resultado satisfactorio. ¿Es posible que no se le haya ocurrido todavía a nadie? ¿No existe ningún coche realmente adaptado para el trabajo de la arqueología? Veo que, según google, la respuesta es que no.

coche para arqueólogos

El Land Rover modificado que usa Lara Croft en la película de Tomb Raider

El coche para los arqueólogos

Total que comienzo con mi proyecto.

 

Voy a diseñar un coche adaptado para el trabajo de los arqueólogos.

Primero de todo establezco una lista de funcionalidades que debería tener ese coche y las ordeno según su importancia relativa.

Para poder conseguir el mayor número de funcionalidades les pregunto a mis compañeros arqueólogos, arquitectos, informáticos, restauradores y demás como sería su coche ideal para poder trabajar. Y que además funcione como un centro de trabajo. Utilizo técnicas de creatividad colectiva como por ejemplo la lluvia de ideas. El resultado es el siguiente:

  1. Puede llegar a lugares de difícil acceso.
  2. Tiene una amplia capacidad de almacenamiento de material.
  3. Está geolocalizado con una alta precisión.
  4. Actúa como un servidor de datos.
  5. Tiene accesible material de excavación y de registro de datos.
  6. Está preparado para poder trabajar en clima adverso.
bonekickers arqueología

En la serie de la BBC, Bonekickers, utilizan un coche con un mástil telescópico para sacar fotografías cenitales al área de excavación.

Entonces con toda esta información empiezo a buscar información sobre las últimas tecnologías y la manera de poder integrarlas en el coche. He visto que nos gustaría poder convertirlo en toda una estación de trabajo.

Atención spoiler. Si los protagonistas de Breaking Bad, podían tener un laboratorio móvil en la primera temporada, ¿por qué los arqueólogos no? Fin del spoiler.

Para documentarme no solo leo artículos sobre metodología arqueológica, sino que consulto las últimas novedades sobres equipos informáticos adaptados para inclemencias meteorológicas, arreglo personalizado de vehículos, tecnologías inalámbricas, y alguna que otra serie y programa de TV (¡Tooooma frikada!).

Con todo esto me imagino una escena.

El resultado final del coche de la Arqueología

Es por la mañana. Estoy llegando al yacimiento de los Baños Romanos de Fortuna en mi coche. El equipo de hoy está compuesto por el arqueólogo, el dibujante, el fotógrafo y yo mismo. Lo aparco cerca de la excavación. Aunque el camino es de tierra llego si problemas a un espacio cercano al área de trabajo. De un cajón especial saco una mesa y una silla, ambas plegables y extiendo un toldo del lateral del coche. Hace mucho calor y vamos a pasar mucho tiempo trabajando.

Extendemos los planos encima de la mesa y marcamos los cuadrantes de trabajo. El arqueólogo y el dibujante cogen las tabletas que están conectada por wifi al servidor de datos del coche (son discos duros SSD por lo que no le afecta la vibración). El topógrafo configura su antena GPS móvil y la triangula con la que tiene incorporada el coche para tomar los puntos topográficos. El fotógrafo comienza a desplegar el mástil telescópico motorizado en el coche para tomar fotografías cenitales del área de excavación. Todos trabajan insertando y consultando datos sobre la misma base de datos.

El arqueólogo trabaja sobre los datos estratigráficos, el dibujante actualizando los dibujos con anotaciones, el fotógrafo tomando imágenes de conjunto y el topógrafo definiendo los puntos de referencia. En apenas 2 horas hemos terminado el trabajo que nos iba a llevar todo un día. Recogemos, colocándolo todo en los lugares predeterminados de cada elemento y lo celebramos en un bar cercano (cerveza sin alcohol por supuesto) comentando lo espectacular que es el yacimiento y pensando lo bien que se lo pasaban los romanos que allí acudían a tomar las aguas termales.

Bonito ¿verdad?

coche de arqueólogos

El coche que usa el equipo de arqueólogos del programa británico Time Team.

Ahora hay que ver cómo podemos hacerlo realidad. Hablamos con marcas de coches, con talleres de customizado de vehículos, de material informático rugerizado, de desarrollo de software, de material topográfico y con todo esto hacemos una memoria técnica. Incluimos no sólo texto, sino planos, montajes fotográficos, esquemas, historias de usuario, fichas técnicas de materiales, etc…

También pensamos quién podría utilizar un coche así: arqueólogos, topógrafos, paleontólogos, ingenieros, geógrafos. ¿Comprarían este coche? Puede que incluso con una buena publicidad fuera un vehículo atractivo para el gran público. O quizás alguna marca puede apostar por este coche personalizado para promocionarse.

– El coche de los arqueólogos y aventureros –

 Espero que este ejemplo te haya ilustrado en la manera que tengo de trabajar para el desarrollo de nuevos modelos de negocio relacionados con el campo del patrimonio cultural y la arqueología. Recuerda que todo esto es una ficción y desde Patrimonio Inteligente no estamos desarrollando un proyecto de un coche para arqueólogos.

O puede que sí.

😉

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies